alimentos-ojven
10 marzo 2016
10 marzo 2016,
 0

Mantener una piel tersa y radiante no solo se logra con cremas o tratamientos estéticos, hay un factor fundamental que ayuda mucho a que nuestra apariencia luzca sana y más joven: La alimentación equilibrada siempre aportara los nutrientes necesario para que el organismo funcione correctamente.

Una alimentación sana es la clave para una piel joven. Existen dos aspectos importantes dentro de la alimentación que hacen que tengamos una piel bella y radiante: 1. Controlar la inflamación, la cual puede acelerar el envejecimiento en todo el organismo y 2. El consumo de fitonutrientes y antioxidantes, componentes de productos naturales que ayudan a desacelerar el envejecimiento celular provocado por factores del medio ambiente.

Cabe destacar que alimentos ricos en azúcares, además de elevar tu peso, también dañan la proteína de colágeno de la piel que es la que permite la tensión y flexibilidad de la dermis. Cuando el colágeno se comienza a perder aparecen las arrugas y la flaccidez.

Tu dieta debe estar fundamentada en el consumo de frutas y vegetales coloridos, verdes y naranjas, además de incluir gasas saludables como el Omega 3.

La palta estimula la formación de colágeno y retrasa el proceso de envejecimiento por su contenido de vitamina E; y ayuda con problemas como eczema, dermatitis y granos.

El Salmón aporta grasas poliinsaturadas como el Omega muy beneficioso para la piel y el sistema cardiovascular.

El Té verde contiene un potente polifenol, el EGCG (epigalocatequin galato), que ayuda a impulsar la desintoxicación y protege a la piel de los rayos ultravioleta.

Las Bayas y frutos rojos no sólo son buenos para tu cerebro y tu corazón, sino también contienen altos niveles de antocianinas, las cuales son potentes fitonutrientes que protegen tu piel del envejecimiento prematuro a nivel celular y molecular (ADN).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *