El tratamiento Cool Tech está diseñado para esculpir y rediseñar la figura de forma integral, reduciendo la grasa subcutánea en múltiples zonas del cuerpo con la máxima seguridad.

¿Cómo lo logra?

Para conseguir este objetivo, Cool Tech trabaja con diferentes aplicadores que se adaptan a todas las áreas corporales. Todos los accesorios trabajan con una temperatura de hasta -8ºC. Es un tratamiento mayoritariamente indoloro, no invasivo y definitivo para la eliminación de las células adiposas. El procedimiento Cool Tech trabaja mediante un mecanismo de acción basado en el principio de la vulnerabilidad de las células grasas (adipocitos) a cambios de temperatura ya que mediante la congelación del tejido adiposo se provoca una muerte celular controlada (apoptosis de los adipocitos). El equipo trabaja con un aplicador de vacío ajustable que actúa encapsulando en su interior el tejido graso de forma selectiva y disminuyendo de forma controlada su temperatura, produciendo así la apoptosis de las células grasas.


¿Cuántas sesiones necesito?

Dependiendo del tipo de paciente se necesitarán de 1 a 3 sesiones en las zonas a tratar con un intervalo de entre 6 a 8 semanas.


¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Se recomienda que cada tratamiento tenga una duración de 70 minutos al que hay que sumarle la preparación del mismo, que oscilará entre unos 15 y 30 minutos.


¿Es doloroso?

Es un método poco doloroso y muy tolerado por el paciente, aunque algunos pacientes pueden sentir algunas molestias como una sensación de frío durante los primeros minutos del tratamiento.


¿Cuándo son visibles los resultados?

Con un solo tratamiento los resultados serán visibles a partir de los 30 días y óptimos a partir de las 12 semanas posteriores al tratamiento.


¿Necesita tiempo de recuperación?

Al no ser un tratamiento invasivo, el procedimiento permite la reincorporación inmediata del paciente a su vida cotidiana.