Es la tecnología basada en luz, adecuada para un amplio campo de tratamientos de la piel, incluyendo los de rejuvenecimiento, lesiones pigmentadas y vasculares, depilación láser y acné. Es lo más efectivo creado hasta el momento para atenuar manchas, derrames y tratar otros problemas de pigmentación.

Manchas

Las manchas son lesiones pigmentarias en donde hay una agrupación anormal de melanina, a veces producidas por el sol o por el paso del tiempo. En este caso, la luz pulsada actúa sobre ellas tornándolas más oscuras los dos días posteriores a la sesión, y luego haciéndolas desaparecer paulatinamente en las siguientes sesiones. La cantidad de sesiones depende del tipo de mancha a tratar (sujeto a indicación médica).

Acné

Las radiaciones de la luz pulsada estimulan y destruyen las bacterias que causan el acné de un modo natural. Este es un tratamiento seguro sin efectos adversos. Se recomienda realizar de 3 a 5 sesiones con un intervalo de 3 semanas para mejorar sensiblemente el acné de un paciente, sin exponerse al sol en en ese período.

Arrugas Finas

El fotorejuvenecimiento remueve los signos del daño solar, el enrojecimiento debido a la rotura de capilares en la rosácea y mejora las arrugas superficiales. Las mejoras son apreciables, la luz pulsada da a la piel una apariencia más juvenil y saludable. La cantidad de sesiones para este tratamiento depende del tipo de piel y de la edad del paciente. No se debe exponer al sol durante el tratamiento.

Várices y derrames

El tratamiento con luz pulsada intensa es muy eficaz para reducir derrames y arañitas vasculares. En este caso, la luz penetra y hace que la sangre sea reabsorbida por el cuerpo, reduciendo el derrame a su mínima expresión y finalmente reduciéndolo. Se recomienda realizar de 3 a 5 sesiones con un intervalo de 3 semanas cada una, sin exponerse al sol en ese período.

Cicatrices y Estrías

En el caso de las cicatrices, la luz pulsada actúa mejorando el aspecto y disminuyendo el enrojecimiento de estas, dándoles una apariencia más parecida a la de la piel que la rodea. En el caso de las estrías, actúa de una forma similar, ayudando a atenuarlas. La cantidad de sesiones depende del grado de lesión de cada paciente.