¿Qué es?

Es una técnica que combina distintos tipos de rellenos de ácido hialurónico para mejorar la apariencia de la nariz, sin necesidad de someterse a una intervención quirúrgica.

¿Cómo se realiza?

Este tratamiento se realiza, a diferencia de una operación de naríz, por adición de volumen, y no por sustracción. No se quita ni se lima el hueso sino que se trabaja rellenando y reposicionando. De esta manera, se mejoran las proporciones de la nariz y el rostro en general, mejorando su apariencia notablemente.

¿Cuándo se ven los resultados?

Los resultados pueden verse en el momento en que se realiza la aplicación.

¿Qué ventajas tiene?

  • Duración limitada: Los resultados no son permanentes ya que el ácido hialurónico es una sustancia biodegradable que es absorbida por nuestro organismo con el paso del tiempo. Si el paciente no está satisfecho con el resultado, no será un cambio permanente como en una cirugía. De lo contrario, el relleno puede volver a aplicarse sin complicaciones cuando comienza a desaparecer.
  • Rápido: El tratamiento se realiza en aproximadamente en media hora. El paciente puede continuar con sus actividades diarias sin problemas después de la aplicación.
  • Indoloro: Este procedimiento es indoloro ya que se realiza con pequeñas microinyecciones. No tiene complicaciones ni tiempo de recuperación como las cirugías de nariz tradicionales.