Es un aparato que sirve para tonificar el músculo.

¿Cómo funciona?
El Interfer utiliza, como su nombre lo dice, ondas interferenciales que trabajan la musculatura de la zona deseada. Trabaja solo un grupo muscular a la vez. Este tratamiento se usa especialmente para tonificar y levantar una zona. El resultado es visto en el momento de desconectar al paciente del aparato, esto ocurre porque el músculo se contrae.

La sesión tarda 30 minutos, es recomendable hacer por lo menos 2 sesiones semanales.