Consiste en la estimulación por medios externos al músculo. Este tratamiento se realiza mediante electro estimulación a las terminales nerviosas neuromusculares haciendo que la masa muscular se contraiga rítmicamente, y de esta manera le proporcionamos firmeza y desarrollo al músculo. Uno de los beneficios que nos provee es la reducción paulatina de la hipotonía o flaccidez, ya que este impulso eléctrico penetra profundamente en la zona a tratar. Las ondas rusas es uno de los tratamientos estéticos más usados en la actualidad para tonificar y dar firmeza.

También favorece al sistema circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático, que como consecuencia disminuye la retención de líquidos en la zona tratada; aumenta la circulación aportando de esta manera oxigeno extra, reduciendo toxinas y desechos, lo cual hace que la celulitis mejore su aspecto y tienda a desaparecer. En casos de distrofia o atrofia muscular está indicada ya que es una terapia perfecta en la recuperación.

Las ondas rusas más allá de dar firmeza, modela, ya que su efecto más importante es aumentar la masa muscular.