perdepeso
23 julio 2016
23 julio 2016,
 0

Seguí estos consejos y vas a ver que sin darte cuentas habras perdido unos cuantos kilos:

1. Cuando el hambre llame a tu cerebro, la manera más eficaz de calmarla es bebiendo un vaso de agua. Un buen trago distrae la sensación de hambre.

2. No te prohíbas alimentos. En el momento que te propongas que no te vas a volver a comer una factura, tu cerebro recibirá la señal dulce de leche, dulce de leche, dulce de leche y, ¿qué pasa? Que terminás comiéndote no una sino dos.

3. ¡Ciao, ascensor! El primer día te va a costar y vas a llegar a tu escritorio sin habla (si es un primer piso, esperamos que no), a no ser que estés en el último piso de una de las 4 torres, subí las escaleras de tu trabajo andando (y las de casa, también), verás cómo tu forma física aumenta y tu peso disminuye.

4. Elegí platos pequeños. Y no nos referimos a la cantidad de alimentos, sino al diámetro del plato (el área si es cuadrado). La misma ración puede parecerte pequeña en un plato grande y enorme en un plato de postre. La señal visual que recibirás es que tenés suficiente comida.

5. ¿A que no sabías que los antojos se pasan a los cinco minutos? Pues sí, con base científica. Podés probarlo. Cuando te sobrevenga alguno, llamá inmediatamente a una amiga y distraete hablando un rato con ella. Antojo a mejor vida.

6. Si tu amiga no comunica, te damos un truco para que ante la repentina necesidad de comer algo, actúes rápidamente. Frotate la zona entre la nariz y el labio superior con el dedo índice durante un minuto. Es un punto de efecto calmante.

7. Vete andando al trabajo. Un poco de aire libre a primera hora de la mañana a paso ligero, unos 30 minutos, puede ayudarte a quemar más de 300 calorías al día.

8. La costumbre de dejar el plato limpio a base de miga de pan tiene los días contados. Dejá de comer si ya no tienes hambre.

9. Aprendé a descansar y dormí las horas que tu cuerpo te pida. Si estás muy cansada durante el día, tu cuerpo exigirá combustible y te puede llevar a comer más de lo que debieras.

Fuente: www.cosmohispano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *