Las varices y o arañitas, más allá de ser un problema estético, pueden causar trastornos en el bienestar general. Es común que estas afecciones convivan en una persona junto al edema. Además, cuando la sangre se estanca en los miembros inferiores se genera una molesta sensación de piernas cansadas. Este cuadro por lo general llega acompañado de calambres y adormecimiento, y muchas veces aparece con edema de tobillos.

Aquí, 10 puntos claves para la prevención, el alivio y tratamiento de estas afecciones que afectan tanto a mujeres como a hombres.

1 — Consultar al especialista para obtener un diagnóstico cierto, descartar posibles enfermedades asociadas y comenzar un tratamiento eficaz.

2 — Iniciar un tratamiento adecuado a la medida de la necesidades de cada uno. Realizar ante todo un ecodopler de piernas. El estudio está indicado para evaluar las arañitas, que son las afecciones más comunes, y para las várices de mayor o de menor calibre.

3 — Tener conocimiento de los tratamientos que se deben reservar para épocas del año donde la radiación solar es más baja. Así no se correrá riesgo de quedar con manchas ocasionadas por el sol, que luego serían muy difíciles de borrar.

4 — Tomar conciencia de que las piernas reciben el peso del cuerpo, y la presión venosa es mayor en esta zona que en el resto del cuerpo. Por este motivo el sobrepeso es un agravante.

5 — Tener en cuenta que la presión de la sangre puede originar la dilatación de las venas superficiales, y éstas con el paso del tiempo pueden convertirse en várices.

6 — Ser consciente de que las molestias se dan por la tarde y al final del día. También después de haber estado de pie durante muchas horas.

7 — Tener presente que realizar ejercicio físico es de gran ayuda. Sobre todo los que activan la circulación sanguínea. Es importante moverse: caminar, subir escaleras, nadar, hacer escalador, bailar o trotar. Se aconsejan también los ejercicios de rotación y flexión de pies.

8 — No se debe permanecer mucho tiempo de pie y sin efectuar movimientos. No usar medias ajustadas en la pantorrilla.

9 — Preferiblemente usar medias finas de alta densidad y zapatos de 2 a 3 cm de taco. Mejor que no superen los 5 cm. En el caso de los hombres lo ideal es que el calzado sea de horma cómoda

10 — Elevar las pieceras de la cama, para que los pies permanezcan en alto durante el descanso nocturno.

Este artículo fue realizado por la Dra. María Rolandi Ortíz es cirujana, médica especialista dermocosmiatra y directora de Ro Medical Art.

FUENTE: http://www.clarin.com/

¡Solicitá tu Consulta Gratis!
Powered by