Estás a dieta, la cumplís de modo estricto; sin embargo, tu panza sigue igual. Averiguá ahora los posibles motivos que no sabías por los que no pierdes grasa abdominal.

Debes saber que hacer dieta y ejercicio no es siempre el punto fundamental a la hora de perder peso en la zona abdominal: ten en cuenta las razones que te contamos a continuación, si las consideras y continúas combinando ejercicio y dieta saludable, pronta habrás conseguido perder la indeseable grasa abdominal.

El primer factor, la edad

Si ya tenés 40 años, tu organismo se ha vuelto más perezoso y lento, así es que la zona de la panza es una de las primeras que lo nota.

La predisposición genética

Hay personas que cuando suben de peso, la grasa se les deposita en la cadera, otras en los glúteos, y si vos tenés predisposición a que se te acumule en el vientre, entonces tendrás más complicado quitarla de esta zona que los otros dos grupos anteriores.

Ejercicios erróneos

El cuerpo se acostumbra a todo, si hace tiempo que vienes haciendo los mismos abdominales, será hora de que cambies o de que pruebes con otra rutina,.

Testosterona alta

Uno de los motivos de tener los niveles de testosterona altos es debido al síndrome de ovario poliquístico; a su vez, produce una hinchazón en la región central del abdomen y debido a ello se hace imposible reducir sus dimensiones.

Estrés y falta de sueño

Ambos son perjudiciales para bajar de peso, dormí ocho horas diarias y reducií tu ansiedad haciendo ejercicio físico, ya que las hormonas que segrega el cuerpo cuando sufrimos de estrés impiden que pierdas kilos.

Despedite de los alimentos procesados

Nada de comidas instantáneas: si continuás comiendo papas fritas, medialunas y otro tipo de alimentos similares nunca acabarás de perder grasa abdominal.

Fuente: http://www.imujer.com/

¡Solicitá tu Consulta Gratis!
Powered by